Un blanqueamiento dental en Fuenlabrada es la opción ideal para presumir de una sonrisa blanca y reluciente. Sin embargo, hay determinados alimentos que dañan la salud de nuestros dientes y reducen su blancura, causando problemas en nuestra higiene bucodental. Además, es altamente recomendable no tomarlos tras hacerse un proceso como este.

Por ese motivo, un blanqueamiento dental en Fuenlabrada ayuda a cuidar nuestra boca y a tener una sonrisa de película. No obstante, ciertos alimentos pueden deslucirla, sobre todo si acabamos de hacernos uno. Uno de ellos es el vino, en todas sus modalidades. Su acidez y la presencia de determinados componentes en su creación son los causantes. Su consumo periódico puede teñirlos de un tono púrpura.

Otro alimento es el café, uno de los que más perjudica a la coloración natural de los dientes por los cromógenos. Lo mismo pasa con el té, especialmente el negro o el rojo, ya que sus componentes pueden provocar un tono amarillento.

Por otro lado, debemos prestar especial atención a todo tipo de bebidas azucaradas, gaseosas y energéticas. Todas ellas destacan por su alto contenido en azúcares, por lo que, además de manchar nuestros dientes, pueden provocar caries. En el caso de las energéticas, su componente ácido puede llegar a afectar al esmalte.

Aunque sean muy sanas, lo cierto es que ciertas frutas como cerezas, arándanos o moras, así como algunas verduras, como la remolacha, pueden manchar los dientes. Su pigmento se adhiere a la pieza dental. Lo mismo sucede con los cítricos y su acidez.

No nos olvidamos del tabaco, uno de los responsables de los tonos amarillentos de millones de dentaduras. Su concentración en nicotina es la causante.

Para tener una boca sana, reluciente y de película, en Clínica Dental Vendrell Casares tenemos a los mejores expertos para un correcto blanqueamiento dental.